MEMORIAS DE GETXO

jueves, 14 de junio de 2018

EL RELOJ DE SOL DEL ETXETXU



A lo largo de su vida, El “Etxetxu” (1612) ha ido cambiando de aspecto, al igual que sus locales lo hacían de uso. La vida de este emblemático edificio del Puerto Viejo de Algorta ha visto con el paso de los años desarrollar diferentes actividades. Algunas de ellas llegaron a hacer historia en nuestro pueblo, otras simplemente fueron decoraciones del propio edificio.

Por sus locales desfilaron diferentes servicios municipales, tales como el segundo Ayuntamiento de Getxo, la Cofradía de Mareantes de San Nicolás de Bari y la Escuela de Náutica. De todas estas actividades ya he hablado en algunas de las entradas de mi Blog “Memorias de Getxo”.

Fotógrafos de renombre y aficionados, revistas gráficas y prensa han plasmado en sus páginas el paso del tiempo de este rincón del pueblo.

Una de esas imágenes que hoy podemos disfrutar gracias a “Eusko Ikaskuntza”, es una fotografía correspondiente a los años 1920-22, en la que en su fachada izquierda aparecía engalanado un espléndido balcón con enrejado metálico y puerta de dos hojas. Junto al balcón, a su derecha, haciendo esquina con las escaleras de bajada desde la plaza del Arantzale, sobre una larga hilera de niños, encima de una peana, podemos contemplar un precioso “Reloj de Sol”, que es el que da nombre a esta entrada. Cuya fotografía es propiedad de “Eusko Ikaskuntza” (http://www.eusko-ikaskuntza.org/es/), Sociedad de Estudios Vasco fundada en 1918 por las Diputaciones Forales de Araba-Álava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra.


Gracias a la deferencia que han tenido conmigo, cediéndome el uso para esta entrada, traigo a estas páginas la foto, que fue adquirida a “Foto Lux” y está fechada en 1920-22.

De la contemplación del edificio y su entorno, descubrimos que el “Etxetxu”, tenía sobre sus soportales un balcón alargado, hoy desparecido, que en los últimos años fue la vivienda de la “Pipi” (Cruz Esesumaga) así como una rústica luminaria, cuyo brazo terminaba en un plato de hierro esmaltado con una solitaria bombilla de 60 w. Tras el Etxetxu podemos ver la casa denominada “Periziena-barria” (1796), que en aquella época disponía de unos miradores espléndidos. Enfrente, la actual casa denominada “Olga”, que tenía a su entrada una pequeña techumbre que la protegía de las inclemencias del tiempo.

A pesar de ello, ya en 1896, gracias a una fotografía de José Antonio Cortés depositada en el Archivo Municipal de Burgos, que a parece en la cabecera de este artículo, podemos ver que existía ya en ese año el reloj de sol en el Etxetxu.

Fuentes utilizadas para esta entrada: “Foto Lux. Archivo fotográfico de Eusko Ikaskuntza”, Archivo Municipal de Burgos y Archivo Municipal de Getxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario