MEMORIAS DE GETXO

jueves, 27 de octubre de 2016

UN AÑO EN LA VIDA DE UN PUEBLO -V-


Con la llegada del verano parecía que todo se iba a sosegar, la luz y las temperaturas hacían la vida más agradable, los pequeños se alborotaban, llegaban las vacaciones escolares, hasta en los rostros de los padres se veía cierto relajo, los pequeños de la casa marchaban a las colonias, y la maltrecha economía familiar quedaba un poco más aliviada. El día 16 de junio salían para la Colonia de Fuentes Claras (Burgos) un grupo de 40 niñas, que permanecieron en aquel lugar hasta el día primero de agosto, en cuya fecha fueron relevadas por el primer grupo de niños, el Patronato de Protección Escolar era la entidad encargada de dichos servicios.

Pero lejos de eso, algunas noticias llegaban cargadas de nubarrones. Algunos hacían llamamientos negativos hacia el Estatuto, y ese frente lo protagonizaba en julio de 1932, escondiendo oscuros intereses, el periódico bilbaino “La Gaceta del Norte”. Así el diario nacionalista “Euzkadi” decía en su primera plana del día 2 de julio: “...Sólo cuando la Constitución de la República española inutilizó al Estatuto de Estella, que hasta entonces vivía sostenido especialmente por el nacionalismo vasco, es cuando el tradicionalismo español, con “La Gaceta”, lo defendieron. Anteriormente, habían atacado al de Estella porque era inferior a la reintegración foral que ellos farisaicamente decían defender...” Antes durante los días 22, 23, 24 y 25 de junio el diario monárquico-católico había dedicado cuatro editoriales en los que decían: “...defender y apoyar con el mayor entusiasmo la unión de todos los católicos vascos...”, decían en su segunda editorial: “...Entre tanto, en el seno de los partidos que ocupan el poder y las Cortes Constituyentes, se esta elaborando una constitución laica y sin dios...” Enarbolaban como estandarte la Constitución de Estella, contraponiéndola al estatuto aprobado por la mayoría de los Ayuntamientos Vasco-Navarros. Y jaleaban la consigna “de la santa cruzada”: “...Con Dios o contra Dios...” Y como el estatuto de las Gestoras de Navarra para ellos: “...carecía del reconocimiento de la personalidad espiritual y religiosa del País Vasco...”, se posicionaron en contra: “...No podemos sentir entusiasmo por la consecución de las facultades que el estatuto de las Comisiones Gestoras contiene...” Desdeñaban “...ciertas colaboraciones no inofensivas de de aquellos que siempre fueron enemigos de nuestros ideales...” Achacando todos los males y justificando su voto en contra a la actitud de las izquierdas españolas. Sin embargo el 7 de julio, el nacionalismo vasco achacaba la responsabilidad de la ruptura del estatuto: “...al jefe integrista D. Juan de Olazabal y Ramery que inició el fuego tan pronto como fue rechazada la candidatura del Sr. Senante para la defensa del Estatuto vasco...”


En julio, las fiestas venían a distender las preocupaciones de aquella primera mitad del año, que había llegado cargada de preocupaciones para los getxotarras. El 6 de julio de 1932 se aprobaba en el pleno municipal el calendario de fiestas, para los meses de julio y agosto. El Alcalde D. Jose Antonio de Aguirre, tomó la palabra para hacer presente que en años anteriores se habían producido diversidad de pareceres, sobre la localización del espacio festivo, y que debía arbitrarse una fórmula que resolviera los intereses opuestos. El Alcalde era partidario de que la romería de San Ignacio se celebrara en el relleno de la playa de Ereaga: “...lugar más apropiado por el lugar que ocupa, y por sus vías de fácil acceso...” Para ello contemplaba compensar a los comerciantes de Algorta por las pérdidas que les pudiera ocasionar el desplazamiento de la fiesta. El concejal D. Damian Lasa se opuso y propuso que se celebraran en la plaza, conocida actualmente como “Maria Cristina”, que en su nacimiento fue denominada con ese nombre, y en la época de la República en 1931, pasaba a llamarse de “Florentino Larrondo”, nombre del secretario municipal de Getxo. El también concejal D. Felix Begoña proponía una tercera alternativa, que bien pudiera contentar a los intereses opuestos, consistente en celebrar una romería en ambos lugares. Se convocó a los comerciantes del barrio a una reunión para tratar de conseguir una fórmula que les diera satisfacción. Por lo que recogía en un escrito municipal enviado a los comerciantes el 20 de julio, la fiesta de San Ignacio y su repetición se celebraron aquel año en la plaza de D. Florentino Larrondo.

Aunque las previsiones para el resto de año fueran más bien pesimistas. El 7 de julio aparecía recogida en el Euzkadi la noticia de que las emakumes de Las Arenas, desde hacía dos meses estaban tratando de poner en marcha el comedor de Solidaridad de Obreros Vascos, donde se servían diariamente sesenta comidas. El 10 de julio aparecía en la primera plana del diario Euzkadi la siguiente noticia: “...La Comisión Gestora de la Diputación de Bizkaia ha establecido, con el nombre de “Cuota para el subsidio obrero”, con carácter obligatorio, una tasa en favor de los obreros y empleados que sufren paro involuntario de trabajo...”


A pesar de, como decía antes, la llegada del estío y con él las fiestas, parecía que iban a calmar los ánimos de nuestros vecinos. Durante esos días, tras el día de playa, en las estaciones de Neguri y Las Arenas se formaban largas colas para poder tomar el tren con destino a Bilbao. Se prodigaban las competiciones de regatas, de traineras y balandros, organizadas por el Sporting Club de Bilbao. El paro seguía azotando las ya maltrechas arcas de algunos getxotarras, parecía que la actividad solidaria quedaba relegada hasta finalizar el verano. Veamos cómo fueron aquellos días de fiesta: Siguiendo con las fiestas de Algorta se decía que: “...para conmemorar la festividad de San Ignacio de Loyola varias señoras y señoritas católicas de la localidad van a abrir entre ellas una suscripción para regalar a la iglesia de San Ignacio, de Algorta, un interesante y curioso infolio del siglo XVI, que trata con detalle de la vida del santo, y cuyo documento está siendo muy visitado estos días en un comercio del barrio de Arenas...”

El sábado 16 de julio, por la noche, se celebraba, con motivo de la festividad del Carmen, una verbena en la playa Ereaga de Algorta, en el “Bar Cerezas”, contaba con orquesta de cuerda y radio. Anunciaban que la entrada era gratis. El domingo día 24 de julio se establecía un nuevo servicio de pasaje de la ría con botes de remos. Se situó en la parte más avanzada del muelle de Portugalete, utilizando las dos escalinatas que había instalado la Junta de Obras del Puerto en ambas márgenes. Ese nuevo servicio se esperaba que fuera muy utilizado por el público, sobre todo durante el verano, por la comunicación directa que establecía entre las playas de Portugalete y de Las Arenas. El día 26 de julio festividad de Santa Ana en el barrio de Las Arenas fueron muy concurridas, a mediodía hubo un concierto por la Banda municipal, y por la tarde, después de la celebración de diversos festejos populares, comenzó la tradicional romería, amenizada por las bandas de música local y de Gernika, así como por los siempre presentes corrillos de acordeones y pianos de manubrio.


El 31 día de julio, festividad de Iñaki Deuna, en el campo de Ibaiondo se realizó un alarde de Dantzas. Solamente de Getxo concurrieron 30 grupos de dantzaris de Santa María, Algorta y Las Arenas. Participaron en el alarde muchos de los dantzaris que ya habían participado en el festival celebrado en 1.913 en el campo de Jolaseta. A las cuatro y cuarto dio comienzo en el campo de Ibaiondo el festival. Una hora antes la Banda Municipal de Gernika recorrió las calles anunciando el evento. A la hora de dar comienzo el espectáculo en el campo de Ibaiondo ofrecía una visión maravillosa, ni una localidad vacía. Tras una “biribilketa” a cargo de la Banda Municipal de Gernika, comenzó el acto con una exhibición de “palankaris”. A continuación se celebró el gran desfile de dantzaris, integrado por 250 grupos y dos mil participantes. Terminó la fiesta con una romería vasca.

El lunes día 1 de agosto salía para las Colonias Escolares de Cardeña Jimeno (Burgos), un autobús con la segunda expedición escolar de esta anteiglesia compuesta por 40 niños, a su regreso traería a las 40 niñas que se encontraban allí. Ese mismo día regresaban a Madrid una colonia de niños de Carabanchel Bajo que habían permanecido unos días en Algorta. En señal de agradecimiento, el director de la primera Colonia escolar de Carabanchel Bajo (Madrid), que visitaba Getxo, don Severino Martínez Lenguas, enviaba, la siguiente carta: “...Al regresar de Algorta, donde ha estado instalada esta Colonia, y en la imposibilidad de hacerlo personalmente, enviamos nuestro sincero agradecimiento a cuantos personas y entidades han hecho tan grata nuestra estancia en esas tierras vascas...”


El día 2 de agosto se celebraron los Campeonatos Infantiles de Pelota Mano, organizados por el diario “Excelsius”, en el frontón del Club Deportivo en Bilbao. En el cuarto partido Barcena y Zabala del Colegio “Santo Tomás” de Las Arenas, vencieron con facilidad a Amedo y Garaygordobil de las escuelas de la Concha. La prensa decía: “...A estos de Las Arenas no hay que mirarles por encima del hombro y no nos extrañaría que llegaran lejos en esta categoría...” No eran los únicos pelotaris del pueblo, al día siguiente Arregui y López de Las Mercedes (Las Arenas) ganaban a otra pareja de Iturribide.

En Algorta la afición a la pelota venía de lejos, el día 6 de agosto se celebró el “IV Campeonato social de Guecho” en el viejo pórtico de la Plaza de la Constitución (San Nicolas). La Comisión de Pelota del “Club Deportivo Guecho” había organizado un interesantísimo partido infantil, que corrió a cargo de las parejas formadas por Oyarbide y Zalvidea de Algorta, que se enfrentaron a Arregui y López de Las Arenas. Los guaitos, más compenetrados y con mayor conocimiento del juego del pórtico, ganaron por 22 a 14. Luego contendieron Coche y Eduardo contra Guerediaga, que tuvo que jugar solo por no haberse presentado su compañero Leguina, vencieron por 25 a 14.


El día 7 de agosto se celebraba la repetición de San Ignacio en Algorta, con un alarde de txistularis, para el que se habían apuntado 40 ejecutantes, la dirección del alarde corrió a cargo de D. Manuel Gainza. El día 12 San Lorenzo, la fiesta contó con una exhibición de dantzaris, pasacalles, festejos populares en la Plaza de la Constitución (San Nikolas) y animación a cargo de, txistularis y tamborileros, también se celebró un concurso de hortalizas, aves, ganado lanar y cabrio en la Plaza de la Constitución, por la noche actuó el coro de “Juventud Vasca de Bilbao”, le siguió una verbena.

Algunos conflictos con Ayuntamientos vecinos había que solucionarlos recurriendo a Madrid, es el caso del conflicto surgido entre los Ayuntamientos de Getxo, Ortuella, Sestao y Erandio, el 17 de agosto, por el que se enfrentaron al de Portugalete, según decían los anteriores, por el “privilegio” de poder cerrar los comercios en domingo.



El día 6 de septiembre el diario “La Tarde” planteaba que entre los vecinos de Algorta había cierta inquietud motivada por ciertas actitudes de los amantes del sol, amigos de lo ajeno, y por el retorno de las playas. Respecto de la zona de “La Cadena” e “Igeretxe” decían: “...La Corporación municipal de Guecho interesó del presidente de la Gestora (Diputación) que estrechase la vigilancia por miñones y peones camineros, los domingos y días festivos, en el Punto denominado La Cadena, para establecer el debido orden entre los grupos de jóvenes que se dirigen y vuelven de las playas..., no estaría de más, para que esta vigilancia se extendiera a la playa de Iguereche, de cuyas casetas han desaparecido las ropas de algunos bañistas, uno de los cuales, ayer mismo tuvo que regresar a Bilbao de prestado...”

A principios de septiembre el tiempo había cambiado, eran los últimos días de las playas, el diario bilbaino “La Tarde”, incluía una fotografía de la playa de Las Arenas en la que se veía un grupo de bañistas en medio de los cuales una maroma se adentraba en la mar. Decía en su portada: “...La racha lluviosa de estos días expulsó a los bañistas de las playas, hoy han vuelto atraídos por las excelencias de un tiempo magnifico..., Si los días no fueran acortando tan sensiblemente, nos parecería que estábamos en lo más álgido del verano. El calor nos ha vuelto a dominar de forma agobiante,la gente ha reanudado su peregrinación a las playas que hoy se han visto muy concurridas...” Eran los últimos coletazos de un tórrido verano. Y ya se anunciaban las próximas regatas de traineras, en el incomparable escenario de la ria, entre La Arenas y Portugalete, que se iban a celebrara el domingo día 25 de septiembre.

El día 15 de septiembre de 1932, el presidente de la República Niceto Alcala Zamora, firmaba en Donosti el “Estatuto de Catalunya”. En el pleno del Ayuntamiento de Getxo, de dicho día, se aprobó enviar telegramas de felicitación con motivo de la firma del Estatuto de Cataluña a los Sres. Alcalá Zamora, Maciá y Prieto. Lo hacía D. Pedro Larrondo, alcalde accidental de Getxo, aquel telegrama decía: “...En sesión celebrada ayer, este Ayuntamiento acordó felicitar efusivamente a vuecencia y demás representantes vascos con motivo aprobación Estatuto Cataluña...”


Otros acontecimientos venían a bajar algo la temperatura. El 24 de septiembre se anunciaba el clamor por rendir homenaje al ingeniero que puso remate a la obra del Puerto de Bilbao D. Evaristo de Churruca. La Junta de Obras del Puerto, celebró un concurso para erigir un monumento al creador del puerto; delegando tales gestiones en una Junta que se llamó del “Homenaje a Churruca”. Celebrado el concurso se adjudicó el primer premio, consistente en la ejecución del monumento al escultor D. Miguel García de Salazar. Posteriormente surgieron dificultades, el artista demandó a la Junta ante los tribunales y pasaron diez años de litigio. Finalmente fue el Juez de instrucción quien colocaba la primera piedra del monumento frente a la playa de Las Arenas. Volvieron de nuevo las dificultades en la ejecución de sentencia, y cuando ya estaba terminada la cimentación del monumento y el artista tenía modeladas en su taller las primeras figuras, nace la idea de variar el emplazamiento del monumento, levantándolo al relleno que la Junta de Obras había hecho en el espigón de Las Arenas. Se acuerda hacer otro proyecto, un monumento-faro, en el participarían dos artistas, que resultaron ser García de Salazar y Smith. Pasaran años, sin que se realizara la obra, su inauguración tuvo lugar el 25 de octubre de 1939.



Así terminaba el verano. En la siguiente entrada nos adentraremos en el inhóspito otoño, que se iniciaría con las regatas de traineras y tras ellas, parece como si el tiempo se hubiera adormecido. Escaseaban las noticias sobre Getxo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada