MEMORIAS DE GETXO

jueves, 28 de mayo de 2015

REMEMORANDO EL ABERRI EGUNA DE 1932 y -II-



En la anterior entrada veíamos como transcurrió el día de Aberri Eguna de 1932. Los actos que se celebraron en el “Teatro Arriaga”, “Frontón Euskalduna” y “Teatro Campos Eliseos”. En esta seguiremos con la respuesta que tuvo dicho acontecimiento en la prensa de la época.

En el diario “Euzkadi” del 27 de marzo, en su primera plana se podía leer bajo el titular “¿Qué sería hoy de los Vascos?”, un articulo firmado por Jose Antonio Engracio Aranzadi “Kizkitza” que empezaba: “...Día de la Patria, día del Nacionialismo Vasco, día de Sabino...,...En nuestra bandera aparecen como demandas irrenunciables los anhelos populares, bien determinados por nosotros...”. En la misma página Luis Arana Goiri firmaba otro titulado “Una plegaría al día por la Patria”, en el que recordaba ese primer día de celebración de la Patria Vasca para el nacionalismo recordando el ideario de su hermano Sabino: “...Yo pido a los patriotas nacionalistas vascos una plegaria desde hoy, todos los días, por la libertad de nuestra querida patria Euzkadi...”.

En su tercera página bajo un alegórico dibujo ofrecían otro artículo firmado por Jose Jabier de Legia dedicada a Juan Miguel de Arrupe “Illuntxo”, en el que hablaba sobre los lemas de “Jaun-goikua eta Lagi-zarra”, sobre las que decía: “...Tú, mi viejo amigo, has podido apreciar que varias de las afirmaciones expuestas por Sabino estorban a nuestros contradictores y que por ello las mutilan y ocultan para lanzarse y caer precisamente sobre las finales...”. Le seguían una serie de artículos obre la mujer vasca, uno de ellos firmado por “Garbiñe” diciendo sobre el papel de la misma que: ...Cuando más se han empeñado las leyes en amortiguar la influencia de la mujer mayor se la viene concediendo la Humanidad, y hay quien considera a la mujer como el punto de apoyo que buscaba Arquimedes para con su palanca mover el mundo...”.



El Noticiero Bilbaino” del 29 de marzo de 1932 recogía la cita con un escueto: “Los Nacionalistas celebraron sus fiestas con orden y entusiasmo”, que no ocupaba más allá de 6 lineas en la parte inferior de su primera pagina, al que acompañaba una fotografía a cuyo pie ponía: “La Fiesta nacionalista del domingo-Las banderas de la manifestación en la calle de Berastegui”. Ocupaba más espacio la información de la película que se iba a poner en el cine Buenos Aires “Madame Satán”, que aquel acontecimiento de masas.

Por contra el diario “La Tarde”, ligado en su día a “Euzko-Pizkundia”, empresa editora de los periódicos “Euzkadi” y “Excelsior”, ofrecía en su primera pagina con el titular “Magnifica demostración del P.N.V.”, una amplia fotografía en la que indicaba “...El objetivo de la máquina fotográfica, hábilmente manejado por nuestro reportero gráfico, recogió ayer uno de los motivos más interesantes del gran desfile: el paso de los ezpatadantzaris chi quis por entre una multitud enorme congregada en la plaza de Albia...” En su angulo superior se podía ver la placa dedicada a Sabino de Arana y Goiri en el momento de ser descubierta.

El diario “El Nervión” del lunes 27 de marzo, relegaba a la segunda página la noticia con un escueto “Las bodas de oro del Nacionalismo Vasco”, en una página casi dedicada a los sucesos. Al parecer el gobernador civil había previsto que se produjeran desórdenes durante la concentración, a pesar de las medidas tomadas por el gobierno, que según decía el diario: “...El gobernador civil, había tomado precauciones, saliendo a la calle las fuerzas del Ejército, guardia civil y guardia de Seguridad, situándose principalmente en la plaza de Albia, plaza Circular, Gran Vía y plaza de Arriaga...”, el día transcurrió sin incidentes dignos de mención salvo “...la caída de dos guardias de Seguridad que se cayeron de los caballos, al resbalarse...”. Ocupaba en sus páginas menos espacio que la noticia del enfrentamiento deportivo entre el Arenas y el Athletic de Bilbao, en el Campo de Ibaiondo, en el que el equipo de Getxo venció por 2 a 1.



El diario bilbaino “Excelsius” dedicaba su última pagina al evento, con una amplia fotografía en la que indicaba: “...Las Bodas de Oro del Nacionalismo...”, señalando que se habían celebrado con sorprendente brillantez todos los actos anunciados, en los que habían tomado parte más de sesenta mil personas, guardando un orden perfecto.

El rotativo bilbaino “La Gaceta del Norte” rebajaba el numero de asistentes, respecto a otras rotativas, cifrándolos en 50.000. En lo que llamaban “Impresiones de un testigo” afirmaban en su primera pagina: “...este acto fue ejemplo de seriedad, modelo de organización, exponente admirable de disciplina de masas...”.

El diario donostiarra “El Día” recogía el martes 29 en su primera plana dos fotografía de la manifestación, una del paso por el sagrado Corazón (con una Gran Via llena de arboles y sin edificar) y la otra a su llegada a Sabin Etxia. Señalaba en la misma: “...Sensación de lo grandioso e imponente...,...extraordinaria concurrencia de emakumes...” al referirse al acto.

El diario tradicionalista “La Constancia” de Donosti, en su cuarta pagina recogía la noticia, con un: “...Con mucho orden y corrección se celebraron las bodas de oro del Nacionalismo Vasco...”. Comentaban en su artículo que al empezar a anochecer se percibían en los montes más altos de Bizkaia las hogueras: “...que los mendigoizales, siguiendo la tradición habían encendido...”. Concluían su articulo con la siguiente frase: “...el día de ayer se asomo al mundo la idea nacionalista vasca, en un alarde de paz...”.

El donostiarra “Easo” recogía en su primera pagina: “...Con brillantez insuperable y dentro del orden más perfecto, se celebraron las bodas de oro del Nacionalismo...”. Y encabezaba con “Una nota cordial”, una hoja que se había repartido destinada a los no nacionalistas, que decía: “...Ante el día de la Patria, Aberri Eguna, en el que vamos a celebrar la idea de la resurrección de la idea de nuestra libertad nacional...,...queremos acercarnos fraternalmente a vosotros y deciros: Sumaros a nuestro júbilo para que aumente el de nuestros corazones, si no lo deseáis con leal sinceridad, os anunciamos que anhelamos no veáis en nuestro júbilo la más leve ofensa para vuestros sentimientos...”. Hacia mención a que desde el monte Artxanda, al caer la tarde, se lanzaron cohetes, que en el negro cielo de Bilbao, dibujaban con sus colores la bandera nacionalista.


El donostiarra “El Pueblo Vasco” del martes 29 de marzo trasladaba a su tercera pagina la noticia., encabezando: “...60.000 nacionalistas se manifestaron con orden y entusiasmo...”. En la descripción de lo acontecido se señalaba en el artículo: “...Se habían adoptado grandes precauciones para garantizar el orden. Se realizaron minuciosos cacheos en los trenes especiales y a la llegada de estos a Bilbao...,...en las calles se habían establecido retenes del regimiento de Garellano, Seguridad y Guardia Civil de a caballo y a pié. También un centenar de soldados de caballeria, llegados de Vitoria...”. Al parecer el Gobernador Civil Sr. Calviño tenía todo preparado y estaba tranquilo en su despacho: “... de tal forma había organizado los servicios de vigilancia, que cualquier chispazo hubiera sido sofocado rápidamente por la fuerza pública...”. Algunos periodistas malmetían al Gobernador con frases como: “...cómo era posible que se autorizara un acto de esta importancia de elementos que se suponía no muy afectos al régimen...”, siendo su respuesta: “...tengo medios sobrados para reprimir cualquier extralimitación que pudiera producirse...,...para mi hubiera sido más cómodo denegar el permiso solicitado...,...el Gobierno de la República tenía que dar una lección de tolerancia...,...de no autorizarse el desfile, se hubiera podido interpretar como temor de las autoridades o sometimiento a sugerencias de algunos partidos...”, y añadía el Gobernador: “...la defensa de las ideas no puede derivar a extremos de odio personal y acometidas sangrientas en calles y plazas...,...espero que se mantenga la cordialidad y el respeto...”.

!Así bajaban las aguas de agitadas! por algunos partidos de la derecha más recalcitrante. Seguro que algo tuvo que ver la reunión que previamente, el sábado por la tarde se celebró entre las directivas de el Partido Nacionalista Vasco, Acción Republicana, Partido Radical Socialista y Partido Socialista, para iniciar una era de concordia y respeto mutuo entre ellos.

Hasta aquí un pequeño resumen de lo acaecido en aquel primer Aberri Eguna de 1932.


No hay comentarios:

Publicar un comentario