MEMORIAS DE GETXO

viernes, 1 de mayo de 2015

GORA MAIATZAREN LEHENA (VIVA EL PRIMERO DE MAYO)



El día 1º de Mayo, día que la clase trabajadora celebra a lo largo y ancho del mundo. Día de recuerdo y de lucha. Este día al igual que en otros años y otras épocas los trabajadores “Abandonaran sus tareas”, para reclamar sus derechos, para luchar contra la precariedad laboral y social, contra quienes la provocan.

Pero a lo largo de los años esta fecha ha tenido diferentes componentes de lucha, se ha realizado bajo guerras, dictaduras, en diferentes campos de batalla, de concentración, en fabricas, oficinas, universidades, cárceles, todos los lugares tenían un objetivo común, la lucha por la emancipación de la clase trabajadora.

Desde que en 1886 los huelguistas ferroviarios de Estados Unidos vieran reprimir, movilizaciones y reivindicaciones a balazos, golpes, sufriendo en el mejor de los casos prisión. El tratamiento de estas reivindicaciones ha tenido distintas acogidas por la prensa.

La primera cita referida al primero de mayo en un periódico bilbaino, aparecía plasmada en el “Noticiario Bilbaino” el jueves 1 de mayo de 1890, en ella se hacían eco de las manifestaciones que preveían iban a producirse en Europa (Austria-Ungria, Francia e Italia). La prensa, nada proclive a esos movimientos, hablaba de que: “...En Austria-Ungria, en muchos puntos se señala la presencia de forasteros que se creen emisarios para fomentar la manifestación del 1.° de mayo. Se advierte movimiento de tropas. Todo esta preparado para una represión enérgica en el caso de que los socialistas intenten turbar el orden....”. !Ya la esgrimían los “demócratas” justificando la represión!.

De Francia llegaban noticias de que los trabajadores, no violentos, parecían garantizar el orden. Para evitar altercados el gobierno ya se había encargado de encarcelar a los anarquistas, dejándolos sin dirección. En Marsella se publicaba un manifiesto antimonárquico. Entre los anarquistas presos figuraba Prevost (Secretario de la Cámara Sindical de Peluqueros). Entre las reivindicaciones de los trabajadores estaba algo tan radical como “...Que se pusiera de forma inmediata a debate un proyecto de ley fijando en ocho las horas de trabajo...”. Mientras los patronos amenazaban con despedir a aquellos que no acudieran a sus puestos de trabajo en 1º de Mayo...”. Lo mismo sucedía en la Gran Bretaña. !Y si no a la cárcel, mejor dejarlos sin voz!.

En Italia, en los grandes centros obreros, se hacían llamamientos a la participación, mediante impresos clandestinos. Muchos patronos por primera vez, cedieron a las reclamaciones de los obreros, cerrando los centros de trabajo. !Bien por los Italianos!

El propio diario bilbaino en 1892 decía en su editorial: “...El primero de mayo no es ya un día temible; es uno de tantos días en que una fuerza social se agita y lucha por un fin dentro de la ley...,...Mientras los obreros mantengan su protesta de amor y respeto a la ley y al orden, y en tanto las autoridades se hallen dispuestas a amparar el derecho de todos...”, !Ya habían acotado la forma que garantizara sus DERECHOS!.

Estas formas de hacer parece no han variado mucho, nuevas reformas de los derechos de expresión (Ley mordaza), nuevas regulaciones de las formas de trabajo (Reforma Laboral), cambios de argot para definir lo evidente (regulación, externalización, ...) parecen sacadas de otros tiempos. Pero mientras que como alguien dijera ya hace mucho tiempo: “..Una palabra no signifique lo que es costumbre signifique...,...los significados añadidos ocultaran la verdad de las cosas...,...y así podrán prostituirse el significado de Democracia, Libertad y otros muchos derechos de las personas...”.

Hasta cuándo seguiremos mirando impasibles a los mentirosos, a los fulleros, a los que nos piden sacrificios mientras ellos se llevan NUESTROS AHORROS a paraísos fiscales (Suiza, Luxemburgo,...), mientras nuestras familias, las de nuestros vecinos, las de tantos, ven cómo día a día aquello que costó conseguir siglos de sufrimiento y sangre , se va por el vertedero al cajón de estos RAPOSOS. Y hacer buena la idea, parafraseando a un viejo pensador italiano que: “...la economía tiene que ser la expresión, no del apetito humano, sino de la posibilidad de vida para todos los seres humanos...”.


GORA MAIATZAREN LEHENA

No hay comentarios:

Publicar un comentario