MEMORIAS DE GETXO

viernes, 20 de diciembre de 2013

LLEGAN LAS NAVIDADES


Llegan las Navidades y con ellas, como todos los años, empiezan a iluminarse las calles y a apagarse las conciencias. Fechas cargadas de significados religiosos para los creyentes. De celebración del solsticio de invierno para los no creyentes. De sufrimiento para quienes han perdido a un ser querido o para quienes lo tienen lejos. De recuerdo de los días pasados de la niñez.

Fechas en las que desde las cárceles y los hospitales; desde las calles, aquellos que sin hogar duermen envueltos en cartones; desde las guerras, desde los heridos por esas cuchillas “no agresivas”, de quienes buscando poder vivir, tienen que huir de sus países; desde el maltrato, desde el abandono en residencias, desde el paro, y el desahucio de la vivienda; desde las colas de los comedores sociales, aparecen entre nosotros días de desgarro, de sollozos, en las colas de la caridad.

Momentos en los que el despilfarro y el festín comercial, ese derroche de cosas superfluas, cubre de gélido manto muchas conciencias, mientras otros no tienen que llevarse a la boca. En suma una contradicción entre la opulencia y la necesidad, de la que quizá, unos de forma consciente y otros inconsciente participamos todos.

Dejo esta reflexión para todos, para mi el primero, porque ya va siendo hora de rebelarse contra tanta pobreza, y hacer algo en favor de tantos ciudadanos que mal viven, que no tienen ni lo básico, no ya para llegar a fin de mes, sino para poder empezarlo.

Y ahora si, quiero dejaros a todos mi felicitación y que estas fiestas sirvan para que pensemos mas en los demás y nos atrevamos a dar algún paso por ellos. A propósito, y aunque también esto forma parte de esa contradicción, desde hoy día 20 hasta el próximo 7 de Enero del 2014, comienzo mis vacaciones navideñas, por lo que no estaré con vosotros hasta esa fecha.

Me despido por este año con uno de mis temas preferidos de navidad, y que con el frío que nos ronda, esta mas que justificado:

Hator, hator mutil etxera,
gaztainak zimelak jatera,
Gabon gaba ospatutzeko
aitaren ta amaren ondoan.

Ikusiko duk aita barrezka,
amaren poz atseginez.
Eragiok mutil aurreko danbolinari,
gaztainak erre artian,
gaztainak erre artian,
txipli, txapla pun.
Gabon gaba pozik igaro daigun.


Ven muchacho a casa, ven
a comer castañas pilongas,
a celebrar la Nochebuena
junto al padre y la madre.

Verás al padre reír
con la alegría y la dicha de la madre.
Muchacho, dale vueltas a ese tamboril
mientras se asan las castañas
mientras se asan las castañas,
Txipli, txapla, pun.
Que pasemos una feliz Nochebuena.

ZORIONAK eta URTE BARRI ON

2 comentarios:

  1. Yo también te deseo una muy feliz Navidad, Karla, y que el año nuevo te sigamos leyendo todos con toda la salud y llenos de esperanza. Comparto lo que dices, pero veo una señal de esperanza en la gente: ha sido espectacular la respuesta de todos a la llamada del Banco de Alimentos y de Cáritas. Está claro que los tiempos difíciles sacan lo mejor de la gente.

    ResponderEliminar
  2. amén! lo suscritbo todo!
    sarriko basoa

    ResponderEliminar