MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 11 de diciembre de 2013

LAS ESCUELAS DE SARATXAGA y -II-


En la última entrada prometía contar el proceso de construcción de las “Escuelas de Saratxaga”. Fue como sigue: 
 
El 12 de junio de 1929, el Consistorio aprobó la creación de unas escuelas nacionales y designaba a D. Francisco de Aldecoa para que se encargara de la gestión de adquirir un terreno para su edificación. A continuación se crearía una comisión para fijar las condiciones que debía reunir dicho emplazamiento. Dichas condiciones fueron aprobadas el 5 de Febrero de 1930. 
 
En las condiciones, aparecen el “Banco Agrícola Comercial” y Julián Iturregui Bilbao como ofertantes de los terrenos. El Banco proponía uno de 40.000 pies cuadrados y Julian Iturregui, otro situado en Saratxaga. Tras pasar por manos del arquitecto municipal, este emitiría un informe favorable a la adquisición del terreno de Julian Iturregui. 
 
El 5 de Febrero de 1931, la Comisión Municipal Permanente acordaba la adquisición del terreno del Sr. Iturregui por 16.228,80 pesetas. A continuación, el 14 de Agosto de 1931 se acordaba la creación de dos escuelas unitarias, una de niños y otra de niñas. 

  
El 27 de aquel mes, el arquitecto municipal presentaba un plano del terreno. En dicho documento se indicaba que tenía una superficie de 3.126,11 metros cuadrados. En la descripción del terreno, se fijaban los lindes del mismo. Así, podemos leer: 
 
...linda al Norte con el camino de Cientoeche; al Sur con la propiedad del Sr. Saitua; al Este con el resto de la propiedad del Sr. Iturregui y al Oeste con las propiedades de los Sres. Pinuaga y Larrea...”. 
 
Finalmente, el terreno fue adquirido por la cantidad de 16.150,60 pesetas. 
 
Para el proyecto de edificación se presentaron varios modelos. Se aceptó uno por un montante de 45.020,92 pesetas. El 25 de Enero de 1932 se sacaba a subasta, fijando como fecha para la misma el 11 de Febrero de aquel mismo año. A dicha subasta se presentaron ocho licitadores, adjudicándose las obras a D. Deogracias Inchausti, por un monto de 38.170 pesetas. 
 
La construcción de la escuela se terminó en Octubre de 1932. Como en todas las obras, el precio no fue el establecido en la subasta, ya que por las mejoras realizadas finalmente su coste fue de 41.004,49 pesetas. La recepción de aquel edificio se realizó el 11 de enero de 1933. 
 
Se continuaron realizando gestiones, a fin de conseguir las subvenciones del Estado, quien el 7 de Abril de 1936, acodaría aportar la cantidad de 30.000 pesetas. 
 
En 1932 la media de alumnado de aquellas escuelas era de 50 en cada nivel de niños@s. Siendo las maestras titulares Dña. Rosario de Larrinaga y Dña. Gregoria de Zubia y el maestro Dn. Marcelino de Urtasun, casualmente los tres vecinos de Getxo. 

 
Todavía son recordados por antiguos alumnos como maestros ejemplares tanto en su enseñanza como en su comportamiento. Los tres fueron purgados por las autoridades franquistas en el año 37. Sin menosprecio de Don Marcelino y Dña. Rosario, habría que señalar la figura de Dña. Gregoria Zubía, que siguió impartiendo clases en su domicilio. 

Fueron varias las generaciones de bachilleres que deben su titulación a su empeño y dedicación, así como docenas de niñas y niños que aprendieron a escribir correctamente a base de dictados del Quijote.
En esa fechas se compuso un listado con los nombre de los niños, su año de nacimiento y casa/baseri de procedencia. Los años de nacimiento iban desde 1919 a 1928. En las fotografías inferiores podemos ver aquella relación de niños@s: 
 
Listados correspondientes a Dña. Gregoria Zubia 

 
Listados correspondientes a Dña. Rosario de Larrinaga


Listados correspondientes a Dn. Marcelino de Urtasun

Hasta aquí una pequeña reseña sobre la historia de este singular edificio, enclavado en un lugar en el que todavía se puede oler el humus del original campo getxotarra y en el que gran cantidad de niños@s, realizaron sus primeros contactos con las Letras, la Música y las Ciencias. Como se puede comprobar, el edificio guarda las líneas de las escuelas populares que se edificaron en tiempos de La República.


2 comentarios:

  1. una vez más, enhorabuena abadene...aparecen los mayores del pueblo (esperamos con ganas datos parecidos de santa maría o de sarri...)
    da que pensar la elección de los lugares, tanto sarachaga como sarri como santa maría/andra mari...puntos seguramente estratégicos para las comunicaciones d los vecinos de goierri (goi-herri) y bearri (behe-herri)...y es también interesante conocer sus casas y las maestras...
    sarri-ko basoa

    ResponderEliminar
  2. Veo en las listas varios parientes míos! sobre todo en la de las chicas, si alquien conoce los nombres , agradecería los publicara ya que no reconozco las caras al ser tan niñas...

    ResponderEliminar