MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 18 de diciembre de 2013

EL MERCADO DE LA PLAZA y -II-


El día pasado dejábamos esta entrada, al comienzo de los encendidos debates, que provocó la decisión de cambiar aquella decisión de compra, de los terrenos para la Plaza del Mercado de Algorta. En esta entrada veremos aquellos conflictos y la finalización de las obras.

Aquel acuerdo provocaría algunos conflictos que derivarían en enfrentamientos y comentarios acerca de la actitud del Sr. Begoña, que requerirían, primero de su alejamiento temporal mientras se aclaraban las acusaciones de las irregularidades en el precio de compra de aquellos terrenos, hacían referencia a ventajas por parte del Sr. Begoña. 
 
El 30 de Octubre se edita un decreto solicitando al Sr. Guillermo Ibáñez aclaraciones a una carta dirigida al primero en la que se decía “...acaba de enterarse que el terreno cuya opción de compra dio al Sr. Begoña, es para el Ayuntamiento, y que se ha ofrecido el precio de 4,75 pesetas el pie cuadrado, porque no quisiera se confirmase esa referencia, porque siempre el señor Begoña, había dicho que el terreno era para el. Y que en base a dicho supuesto había dado ventajas para que pudiera sin prisa realizar valores, extrañándole el sobreprecio del terreno, porque no había considerado a dicho señor como intermediario...”. En dicho decreto se nombraba como Juez Instructor a D. Miguel Garteiz. Tras varios careos, el 19 de Noviembre, el Juez manifestaba el correcto proceder del Sr. Begoña, dando por terminado el expediente. 

 
No obstante, el Sr. Begoña consideraba que la calumnias, que a su parecer había sufrido, podían haber tenido contenido político. Acusaba al Sr. Uriarte de haber sido el propagador de las mismas, y pedía que se aclarara el asunto del sobreprecio. El Alcalde accedió a llamar a declarar al Sr. Uriarte. Esto provocaría no solo la intervención de dicho señor, ya que en el transcurso de la declaración afirmaría que “...en una reunión, que había mantenido con los Sres. Eusebio Muñoz, José Iturregui y Saturnino Isusi, había oído decir al primero que el precio ofrecido por el Sr. Begoña al Ayuntamiento era de 4,75 pesetas el pie, mientras que el de oferta de compra había sido de 4,25 pesetas el pie...”. 
 
Por lo que también fue llamado a declarar el Sr. Muñoz, quien se negaría a hacer ninguna manifestación y a firmar el acta. El Consistorio, en vista de aquellos hechos, pidió un informe en derecho al letrado Sr. Jesús María de Leizaola, por si la corporación pudiera verse afectada por aquellos hechos. En dicho informe el letrado afirmaba que la corporación solo podría verse afectad de modo indirecto.

 
El 12 de Noviembre de 1931, varios propietarios encabezados por Dn. Juan Bautista Uríbarri, Julián Bilbao y José Uribarri, solicitarían al Ayuntamiento, que se desechara aquel emplazamiento, volviendo a la primitiva opción de compra. El 16 de Noviembre de 1031 se firmarían las escrituras de compra de los terrenos de D. Guillermo Ibáñez y Dña. Matilde Bolíbar. Se realizarían gestiones de compra con otros propietarios, para mejorar los accesos. Entre aquellos estaban los herederos del Sr. Elustondo y Dña. Micaela Bilbao. Con la segunda el consistorio firmaría un convenio, por el que la misma cedía de forma gratuita, una franja de terreno. A cambio el Ayuntamiento realizaría un muro a lo largo de la propiedad de dicha señora, permitiendo a dicha señora construir a lo largo del mismo cuantas edificaciones estimara conveniente. 
 
El 30 de Agosto de 1935, el Ayuntamiento se dirigiría a la Junta Nacional del Paro, acogiéndose a dicha ley “Ley de Paro de 25 de junio de 1935” (conocida posteriormente como Ley Salmón, que perseguía luchar contra el desempleo y que garantizaba ventajas fiscales a los empresarios de la construcción), para poder construir dicho Mercado. El 21 de Noviembre de dicho año, el Ministerio de Trabajo, a través de dicha Junta, subvencionaba con 76.303,47 pesetas la construcción del edificio. Aquella edificación fue adjudicada el 5 de febrero de 1936 a D. Gerardo Marquijana por 220.800 pesetas. 

 
El Golpe de Estado de 1936, interrumpiría las obras, inaugurándose oficialmente la Plaza del Mercado el 3 de Enero de 1939, con las obras aún sin concluir. La última liquidación de obra se realizaría el 28 de Febrero de 1940. En Marzo de 1947 se adquirían los bancos para la venta de quesos y frutas. El presupuesto para la escalera de acceso al sótano se realizaría en Mayo de 1948. 
 
Aquellas obras permitirían terminar definitivamente el mercado, que hoy vemos situado entre las calles Trorrene y Urgull, próximo a las Oficinas de Correos y Telégrafos, que en Marzo de 1935, verían los primeros pasos para su construcción. Pero esto será tema de otra entrada posterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada