MEMORIAS DE GETXO

lunes, 28 de mayo de 2018

UN PELOTARI DE AREETA : “TXIKITO DE LEKEITIO.”



Un pelotari Txikito”, es lo que la prensa decía, refiriéndose a su estatura, pero que llegó a ser uno de los grandes de ese deporte al que algunos llaman “la mano contra la piedra”, la “Pelota Mano”. Un pelotari Txikito, que ni en su juego ni en su origen dejo indiferente a nadie, y es que a pesar de haber nacido en 1896, en el 2017 volvía a aparecer en la prensa, en la que se cuestiona su lugar de nacimiento.

De la “polémica” acerca de su origen daba cuenta la revista “Herriaren Arima Eibar”, popularmente conocida como “La revista de Eibar”, publicación que se editó por primera vez el año 1952. En sus N.ºs 139 (diciembre 2017) y 140 (marzo 2018), dicha revista reproducía su historial y en uno de ellos surgió la controversia sobre su origen. De su largo historial de la pelota vasca, daba cuenta la prensa histórica, a principios del Siglo XX.


Hablamos de Julio Aretxabaleta Mendiguren “Txikito de Lekeitio”. Bajo ese apelativo, cualquiera hubiera asegurado que se trataba de un pelotari de la villa marinera, en cuyo escudo aparecen representados una ballena y su ballenato siendo arponeados, de Lekeitio.

Julio Aretxabeleta, al igual que otros dos de sus hermanos (María Teresa y Tomás), nace en Las Arenas (Getxo), el día 27 de mayo de 1896, y será bautizado en la Iglesia de San Nikolas de Bari de Algorta. Fue hijo de Juan Tomás Aretxabaleta Urriolabeitia, natural de Gerrikaitz (Munitibar) y de Benita Mendiguren Garagarza, natural de Bergara. Con pocos años, tras el fallecimiento de su madre, se trasladó a Lekeitio, de donde procede su apodo manomanístico. Muy joven, a los 14 años cambiará su residencia a la Ciudad armera de Eibar (Gipuzkoa). Allí empezará a destacar como pelotari. Profesionalmente desarrolló el oficio de modelista de maderas nobles. Se casa con la Eibartarra Luciana Urcelay Aguirrebeña, con la que tuvieron a su única hija Julia Aretxabaleta Urcelay.

Su carrera como profesional de la pelota, al menos por lo recogido en la prensa, se desarrolla en el primer cuarto del Siglo XX. Txikito de Lekeitio debuta en el Astelena de Eibar, a los 16 años, el 26 de diciembre de 1912, lo hizo teniendo cómo compañero a “Mallavia -I-”, ambos jugaron contra “Mondragones”. A lo largo de los 20 años de su vida deportiva, una de sus citas ineludibles fueron la de las fiestas de San Juan de Eibar.

Así durante las fiestas de esta población armera, en junio de 1920, se va a producir una de sus grandes hazañas deportivas. Jugaba Txikito de Lekeitio contra Murua, a decir de la prensa del momento: “...«El partido careció de interés, pues el de Lequeitio dejó a su enemigo en 20 a 7»...” Como el resultado fue rápido, y el público lo demandaba, se concertó otro partido entre los mismos contrincantes, con saque del 2, desarrollándose la pelea en idénticas condiciones que la anterior, puesto que Txikito se llevó el partido de calle, y eso que jugó con un dedo lesionado.

Pero no todos los partidos fueron victorias, algunos que jugó en pareja, a pesar de su buen juego, no tuvieron el éxito apetecido. Eran las fiestas de San Juan de ese año. Eibar presentaba un aspecto soberbio, a pesar de la honda crisis producida tras el cierre de los principales mercados eibarreses en el exterior (Rusia y Turquía), la villa iba recobrado su pujanza industrial. Las fondas, las casas de comidas, los restaurantes, las casas particulares, todo el pueblo estaba lleno de forasteros. Se iba a celebrar un gran partido de pelota, decía la prensa entre: “...Zapaterito y Chiquito de Lequeitio contra Chiquitó de Azcoitia y Chortena. El partido era a veinte tantos, y desde el primer momento se vio el dominio de la segunda pareja, dominio tan marcado que estuvo el dinero cien a uno. Sin embargo, Zapaterito y chiquito de Lequeitio tuvieron briosas arrancadas, que pusieron en grave aprieto a la pareja contraria. Partido que al llegar a los veinte tantos, la pareja primera solo había conseguido llegara al tanto 14...”


Según recordaba el propio Txikito, en la revista “Herriaren Arima Eibar”: “...uno de los partidos de más grato recuerdo fue el jugado el año 1921, contra Chiquito de Azcoitia y Baltasar, en compañía de aquel gran pelotari que en vida se llamó Zapaterito de Lequeitio. Tras una lucha dura y enconada de más de dos horas, y en contra de todos los pronósticos, resultamos vencedores por 22 a 20...”

En enero de 1922, en un partido en el que contendieron Txikito de Lekeitio, sacando del dos contra Txapasta, con saque libre. Después de varias alternativas y numerosas igualadas en el tanto, venció el primero por dos tantos.

Y es en ese año, un 13 de diciembre, cuando en un espectacular partido jugado en el Astelena, en el que contendían el gran Mondragonés junto al veterano Baltasar, estos con distintivo rojo; contra Echave II y Txikito de Lekeitio, ambos de azul. En un partido que mantuvo hasta el último momento la tensión, que la prensa local definía cómo: “…«La cátedra se inclinó a favor del bando rojo, ofreciendo el ágio en proporción de 20 a 13; pero que cambió de parecer ante el empuje de los azules que venían dispuestos a demostrar que no se arredraban ante enemigo tan temible, y que en materia pelotística eran de tener en cuenta, y así, con esta convicción, comenzaron desarrollando juego envolvente, trayendo en continuo jaque al as de la pelota, al formidable Mondragonés, con jugadas magistrales de Echave, arrimadas y cortadas con toda exactitud y ma temáticamente medidas, y con la acertada y hábil cooperación de Chiquito, que desconcertaron a los adversarios. Haciéndose dueños de la cancha y del tanteador que marcó durante la ruda lucha 9 azul por 1 rojo en la primera decena, dominando con ventaja en la segunda hasta el tanto 20, en que los tantos se suceden, defendidos con tenacidad por ambos bandos. Destacándose en esa etapa Mondragonés, que bien secundado por Baltasar consigue alcanzar a los rojos y colocándose a 20 tantos para 22»...” Cuando saca Txikito y hace tanto, restado el siguiente, el definitivo, el partido se lo apuntan los azules en reñido peloteo, logrando del público una cerrada ovación que confirmaba la victoria de los azules. La prensa decía: “...«Es un fenómeno del juego a pelota este Echave II, un maestrazo; y es muy grande este Chiquito de Lequeitio, que ha crecido mucho»...” Se referían como pelotari.

Algunos de los partidos que jugó Txikito en parejas, lo hizo con algunas dificultades en el desarrollo del juego. El 6 de febrero de 1923, teniendo como compañero a Mondragonés, según contaba el diario “El Liberal”, lo hizo de la siguiente manera: “...«En primer término contendieron el gran Mondragonés, llevando de compañero a Chiquito de Iequeitio, con la limitación este último de jugar con la izquierda libre y con la derecha “aire”, contra Echave II y Ansola, éstos con saque del 1 y los primeros del 3»…” A pesar de lo cual, la pareja de Txikito ganó el partido por 22 a 16.

Entre las historias de este manomanista, está la de haber inaugurado el “Frontón Elorza” de Eibar, un 27 de junio de 1924, durante las fiestas de San Juan de la Ciudad Armera. Frontón que desapareció tras el bombardeo de Eibar, por la aviación franquista, el 26 de abril de 1937. Era un bello pabellón de 19 metros de largo, cubierto, conocido como “Salón Giputza”, que funcionaba como teatro y cine.

En algunas ocasiones, los partidos de pelota en los que participó, fueron de carácter benéfico, como el que se jugó en el Frontón Astelena, el día 30 de noviembre de 1925, festividad de San Andrés, con objeto de recaudar fondos a beneficio de los soldados eibarreses que se encontraban en África. Participando en dicho partido los hermanos Irureta contra Mallabia II y Txikito de Lekeitio.


Al igual que volverían a repetir, en la noche del 21 de julio de 1926, en la que competirían a beneficio de uno de sus vecinos, Juan Carral, que llevaba mucho tiempo enfermo. El partido los siguientes contrincantes Chapasta y Txikito de Lekeitio contra Marino y Errasti, ganando los primeros tras de una palea competidísima, después de la igualada en el penúltimo tanto a 21.

Uno de los últimos partidos de los que he logrado encontrar datos, fue el jugado durante las fiestas de San Juan de 1931. En el se enfrentaron Txikito de Lekeitio y Uribe a Gurruchaga y Aulestiarte derrotando por siete tantos los primeros a los segundos.

Su último encuentro profesional fue en el año 1932, en el frontón Astelena de Eibar, teniendo como compañero a Saturnino Arriola (Chirloya), ambos jugaron contra los elgoibartarras Arriola y Gurruchaga.

Más tarde, en noviembre de 1934, ya se hablaba en el diario “Excelsius” como: “...«el expelotari de mano Chiquito de Lequeitio, actualmente juez en la cancha del Astelena»...” Seguiría en contacto con el mundo que tantos triunfos le deparó, alternado su afición con su profesión de modelista.

Txikito de Lekeitio, Julio Aretxabaleta, fallece en la Clinica Guimón de Bilbao a los 66 años, el día 27 de mayo de 1962. El funeral se celebró en la parroquia de San Andrés Apóstol de Eibar, y sus restos fueron inhumados en el cementerio de dicha localidad.

Quiero agradecer al también Eibartarra Eusebio Gorritxategi Agote, su ayuda para realizar esta entrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario