MEMORIAS DE GETXO

miércoles, 17 de julio de 2013

EL ALUMBRADO DE GETXO EN EL SIGLO XIX -II-


En la anterior entrada vimos un pequeño avance de la iluminación de nuestros hogares, de los comercios que vendían los aceites que la hacían posible, a continuación veremos las fases del alumbrado público hasta la llegada de la electricidad a nuestras calles, esta pequeña historia va desde 1873 hasta 1900.

Y aunque no relacionado directamente con la iluminación del municipio, cabe mencionar el hecho que aconteció el 23 de Agosto de 1873, el Torrero del Faro de la Galea Saturnino Arrue, hacia saber al Consistorio de la escasez de aceite para dicho faro, teniendo solo combustible para 4 días, temía el responsable de mantener activo dicho servicio, que al quedarse sin el combustible “Olisan”, el faro pararía de emitir su benefactora luz para la navegación, esta circunstancia era debida la falta de comunicaciones con Bilbao, debido a la tercera guerra entre Carlistas y Liberales, segunda en territorio vasco 1872-1876.


En los años1887-88 se establecería la primera “Normativa para el arriendo del servicio publico de alumbrado”, así en Algorta se establecía dicho servicio desde el 1 de Julio de 1887 hasta el 30 de Junio de 1888, el numero de faroles en el barrio era de 32 unidades, el combustible que se utilizaba era petroleo, se hacia la salvedad que el mismo debía de ser de buena calidad, a fin de asegurar que emitieran luz clara.

El horario de encendido de aquellos faroles se realizaba, a la puesta del sol durante todo el año, el apagado variaba según las épocas, así desde el 1 de Junio al 15 de Septiembre se apagaban los faroles a las 23 horas; desde el 16 de Septiembre al 31 de Octubre se realizaba a las 22 horas; desde el 1 de Noviembre al 31 de Marzo se realizaba a las 21 horas; desde el 1 de Abril al 31 de Mayo se realizaba a las 22 horas. Estas normas de encendido y apagado eran de obligado cumplimiento para el “encendedor”, con la salvedad de los cuartos de luna llena en los que no se hacía necesario el encendido de los faroles.

En los días de baile público (por cuenta del Ayuntamiento) se establecía el apagado de los mismos, siempre que no excedieran de ocho, se realizaba una hora después de terminado dicho baile. El encendido de los faroles en días de baile se realizaba en las fuentes del Mercado y la Iglesia de San Ignazio.

Era responsabilidad de aquel servicio arrendado el mantenimiento y limpieza de los faroles, del mantenimiento de cristales, tubos y el suministro del petroleo, dicho combustible estaba exento del pago de los derechos de abacería, para evitar que se incurriera en la picaresca se establecían multas importantes, si dicho combustible era destinado a otros usos, multa que iba desde las 50 pesetas para los fondos municipales, mas otros 60 céntimos por litro de combustible vendido. Otra modalidad de multas se establecía para el caso de que por negligencia se dejaran de encender o apagar los faroles en los horarios establecidos (1 peseta por farol apagado).

Aquella subasta se realizó el 19 de Junio de 1887, bajo la presidencia de Juan Antonio Aldecoa, se adjudicaba dicha subasta a Pablo Arzuaga en la cantidad de 1.130 pts., quien cedió en el acto el remate a Saturnino Cruz Azcorra.

En los años 1888-89 se sacaba a subasta la iluminación de las calles de Areeta-Las Arenas, el numero de faroles en el barrio era de 19 unidades, que se ampliaban a 6 mas en la temporada de verano.


El encendido al igual que los de Algorta se realizaba a la puesta del sol, sin embargo el apagado de los mismos variaba respecto a este, siendo el horario del mismo desde el 1 de Junio al 15 de Septiembre se apagaban los faroles a las 23 horas; y en todos los demás meses a la 22 horas; los 6 meses de jornada de verano dejaban de encenderse; se mantenía el criterio de no encenderlos los días de cuartos de luna llena, así como en el encendido y apagado de los días de baile. El petroleo para los faroles, al contrario que en el año anterior en Algorta, estaba sujeto al pago de abacería.

En el barrio de Algorta, en esos años, aumentaba el numero de faroles a 37 unidades, ampliándose en 4 unidades mas en la temporada de verano, los horarios de apagado y encendido esta vez coincidían con los de Areeta-Las Arenas, sin embargo el petroleo volvía a estar exento del pago de abacería. El 29 de Junio de 1888, bajo la presidencia de Pedro Amezaga, se realizaba la subasta, siendo concedida la misma a Gabriel Elorriaga, en la cantidad de 1.700 pts., quien cedió en el acto el remate a Saturnino Cruz Azcorra.

En los años 1892-93 la normativa de arriendo del servicio de alumbrado de los barrios de Algorta y Areeta-Las Arenas, había aumentado en Algorta a 45 faroles, ampliándose a 11 mas en la temporada de verano, los lugares de colocación de los faroles de verano eran 3 en el paseo de Maria Cristina, 1 en la Plaza de San Ignazio, 5 desde la casa de Manuel Zalduondo hasta la plaza de San Iganzio y los 2 restantes en la bajada a Ereaga, por primera vez el petroleo estaba sujeto al pago de abacería; en el barrio de Areeta-Las Arenas el numero de faroles ascendía a 19 permanentes y 6 mas en temporada de verano, el día 12 de Junio de 1892, bajo la presidencia de Santiago Diliz, se procedía a la subasta del servicio de alumbrado público, siendo la de Algorta a favor de Francisco Elorriaga por la cantidad de 2450 pts, y la de Areeta-Las Arenas, que tras quedar desierta la primera subasta, volvería a realizarse el 24 de Junio, a favor de Juan Eguia en la cantidad de 1150 pts.

El servicio de alumbrado desde el mes de Junio, en Areeta-Las Arenas durante los 3 meses siguientes, ampliaba su horario para el apagado hasta las 24 horas, y para compensar aquel exceso de horas y su coste en verano, se apagarían el resto del año a las 21 horas.

El 17 de Febrero de 1894, bajo la Alcaldía de Santiago Diliz, se establecería el servicio de alumbrado público, para los barrios de Algorta y Areeta-Las Arenas, mediante corriente eléctrica, por primera vez, siendo su suministrador al empresa “Electra (Electrica de Getxo)”, dicha compañía solicitaba la construcción de, como la llamaban, una fabrica de electricidad.

Dicha fabrica tenia las siguientes características:

Se edificó en el barrio de Areeta-Las Arenas, a orillas del rio Gobela, la fuerza motriz que empleaba era la proveniente de una maquina de vapor de 60 caballos, sistema Marchall,con una caldera de 80 caballos del sistema Carnich, tenia una chimenea con capacidad para 150 caballos. Ademas de esta primera caldera se instaló otra de 150 caballos, ambas estaban acopladas y permitían pasar el vapor de una a otra.

El sistema de corriente producida era de alterna. Todo el material eléctrico para el sistema era de Oerlikon, tanto en Algorta como en Areeta se colocaron transformadores para baja tensión, distribuyendo la corriente en todas las redes para alimentación de lamparas públicas y carteles.

La oferta para la el suministro de energía eléctrica para la Anteiglesia de Getxo lo realizo Salustiano Zaracondegui.


En los planos superiores se aprecia la distribución del alumbrado en Algorta y Areeta-Las Arenas en 1902.

La instalación completa del alumbrado público, para el que solicitaban un tiempo de concesión de 15 años, el alumbrado era mediante 80 lamparas incandescentes de 16 bujías, con cuatro arcos voltaicos de a 8 lamparas y 500 bujias, su encendido en su totalidad se iniciaba a la puesta del sol, apagándose la mitad a las 24 horas, y el resto a la salida del sol.

Se autorizaba al contratista a instalar redes eléctricas, en viviendas particulares, siempre que no perjudicaran al suministro público, si por alguna razón se producía algún fallo en el suministro, era responsabilidad del mismo realizar el alumbrado mediante los faroles de petroleo existentes. Por su parte el Ayuntamiento destinó un local a fin de que un empleado de la empresa responsable del suministro, realizara tareas de vigilancia y reparación del tendido eléctrico, permitiendo que realizara así mismo reparaciones en casas particulares. La escritura de contrato se firmaría el 27 de Junio de 1895, dando paso a la electrificación de nuestras calles.




Sirvan como pequeña muestra de como empezó a electrificarse nuestras calles estos apuntes de 1902 en los que aparecen Areeta-Las Arenas y Algorta.



El 27 de Diciembre 1905 la compañía “Eléctrica de Getxo (Electra)” se fusionaría con la análoga “Ibaizabal” dando lugar a la que adquirió el nombre de “El Ibaizabal”. En la electrificación de Getxo participarian mas tarde nuevas empresa de nuevo cuño (Unión Electrica Vizcaina, Hidroeléctrica S.A., Iberduero, etc.), pero eso ya es historia conocida, hasta aquí este pequeño repaso por la iluminación de nuestro Pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada