MEMORIAS DE GETXO

viernes, 19 de julio de 2013

CAMINOS REALES EN GETXO


Para entender los llamados “Caminos Reales”, hay que pensar en la importancia de los medios terrestres de comunicación, de los intereses de quienes diseñaron aquellas sendas durante los siglos XVIII y XIX, de la necesidad de dotar al país de una moderna red de carreteras, que facilitaría las relaciones entre poblaciones y mercados, posibilitando la formación de un mercado más amplio, de la necesidad de tener medios de comunicación, capaces de absorber la demanda del transporte sin incidir en sus costes finales de una forma exagerada, así la sustitución progresiva de los hasta entonces caminos de herradura por los carreteriles supuso un importante ahorro en costos.

Las primeras carreteras, es su momento denominadas “Caminos Reales”, se construyeron en el estado a partir de 1748, importando técnicas francesas. 

 
Estas rutas o caminos recorrerán diversas zonas de Bizkaia, la mas importante, tenia relación con la Casa Juradera de Gernika, tenia como nombre “Camino Viejo Bilbao-Gernika” o “Camino Real Bilbao- Gernika”.

En 1818 los caminos reales en Bizkaia se limitaban a los de Orduña, Bilbao-Ermua, Durango-Urkiola, y Bilbao-Durango. En las Juntas Generales de ese año se proyectó un plan de construcción de caminos, siguiendo un orden de preferencia, entre los que se encontraban, los de Bermeo-Durango con sus enlaces a Elantxobe y Ea; desde Bermeo-Durango a Lekeitio y Ondarroa; el de Bilbao a Balmaseda; el de la Merindad de Arratia y el de Durangoa a Elorrio.


La construcción de Areeta-Las Arenas y la urbanización del área de Algorta, en la zona denominada “Alangoeta”, urbanización que tuvo unas características diferentes a las de la Vega de Lamiako y los Arenales de Portugalete, el terreno presentaba fuertes desniveles con un brusco corte en la zona marítima.

Esta conexión del barrio de Areeta-Las Arenas con Algorta tendría como uno de sus ejes el antiguo Camino Real, también conocido como Calle Mayor, Tetuan, que mas tarde, debido a la intercesión ante el ministerio logrando mantener su diseño inicial por una R.O. De 1897, por parte de Antonio Basagoiti y Arteta, para evitar lo que hubiera supuesto la condena de la playa de Ereaga y el Puerto Viejo, de haberse realizado el contramuelle de Algorta siguiendo el proyecto de Evaristo Churruca, que se enfrentaba a las presiones de “Obras Publicas de Bizkaia, tomaría el nombre de “Avenida Basagoiti”, como agradecimiento su intervención.


La apertura de una nueva carretera de acceso paralela (la actual Avenida de Algorta), y la conversión del “Camino Real” en vía peatonal, camino que en 1860 discurría a lo largo de la margen derecha para enlazar con la Villa de Plentzia, se convertiría en el eje en torno al cual se organizaría todo aquel nuevo espacio, que daba lugar por un lado a las laderas de Ereaga y el Puerto Viejo, y por otro a una zona de villas ajardinadas.

Así la Avenida Basagoiti, antiguo Camino Real, que recorría peatonalmente Algorta, desde el Puerto Viejo hasta las villas situadas en el sureste, se convertiría en el espacio urbano más bello y transitado del municipio.


Las Rutas Juraderas que correspondían a la utilización en una determinada época, por motivos políticos o religiosos, de ciertos tramos de la red de caminos existentes los “Caminos Reales”, con el paso del tiempo, los cambios políticos y de relevancia de las Villas y Anteiglesias que atravesaban, fueron perdiendo parcialmente su significación, para pasar a convertirse en rutas importantes, desde el punto de vista socioeconómico, de la comunicación de la costa con el interior, hasta que finalmente en el siglo XIX, se aplicaría una política de modernización de las infraestructuras viarias, que los llevarían al recuerdo.

3 comentarios:

  1. interesantísimo!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Sigue siendo muy bonita la Avenida Basagoiti

    ResponderEliminar
  3. Errepideak = Errege bideak.

    ResponderEliminar